7 ventajas de contar con una asesoría para su PYME

Ser una PYME de éxito en un contexto globalizado y marcado por una competitividad feroz es una tarea ardua que puede considerarse como una auténtica hazaña. Los secretos para conseguir este objetivo es realizar un trabajo exhaustivo, tener un conocimiento del negocio avanzado y desarrollar una gestión exquisita.
Debido a su tamaño y carencia de recursos ilimitados, este tipo de empresas deben concentrar sus energías y potencial en el desarrollo de su actividad de negocio, derivando otras funciones a empresas externas. Una de las actividades más interesantes de derivar a una empresa externa es el servicio de asesoría, esta inteligente solución de gestión permitirá obtener ventajas a la PYME.

Algunas ventajas de contar con los servicios de una asesoría externa

  1. Permite disponer de un servicio de calidad adaptado a las auténticas necesidades de la empresa
    Las tareas de administración que se realizan en una empresa son muy variadas; pago de impuestos, gestión de nóminas, altas y bajas de personal en la seguridad, contabilidad, defensa jurídica, consultoria mercantil, gestión de subvenciones y facturación entre otras. No es posible que una persona tenga conocimientos expertos en todos los campos debido a la complejidad que presentan, siendo preciso un equipo de profesionales expertos en las diferentes materias para su correcta ejecución. Contratando una asesoria externa se paga en función del volumen de servicios que necesitan y se disfruta de un equipo de profesionales amplio y multidisciplinar.
  2. Un servicio ajeno garantiza un asesoramiento independiente no condicionado
    Al contrario que un departamento interno de la empresa, cuando se solicita un informe de consultoría es ofrecido de manera imparcial, obviando cualquier condicionamiento interno de la propia empresa.
  3. Contribuye a corregir defectos internos de la empresa
    Una asesoría externa habitualmente trabaja también con otras empresas, las cuales pueden ser incluso competidoras. Gracias a su experiencia y trabajo pueden comparar e identificar defectos existentes en los procesos internos y proponer mejoras.
  4. Conocimiento actualizado de la realidad empresarial y novedades legales
    Una de las grandes ventajas que ofrece un servicio de administración y consultoría es su mayor especialización y vocación de actualización continua en conocimientos de normativas, cambios empresariales, conocimiento del mercado, información sobre deducciones, nuevas subvenciones y otras novedades interesantes que compartirá con la PYME.
  5. Herramientas adecuadas
    Como profesionales en su campo proporcionarán las herramientas que más se ajusten a la gestión de la PYME. En muchos de los casos la empresa podrá disfrutar de las ventajas de utilizar un software empresarial avanzado que de otro modo la PYME no habría podido costear.
  6. Información, búsqueda de financiación y creación de nuevos vínculos comerciales
    Permite aprovechar los lazos y relaciones de la consultoria contratada, aprovechar vías de financiación ventajosas concertadas y conseguir nuevos contactos comerciales, socios, proveedores y clientes con los cuales nuestro asesor tiene contacto.
  7. Ahorro de costes
    Contratar un servicio de asesoria y consultoria externo permite ahorrar costes y disfrutar de servicios que muy posiblemente una PYME no podría financiar. Se eliminan gastos en personal, locales, electricidad, equipos informáticos, líneas de teléfono etc. Eso sí, en la elección del asesor no debe optarse por el servicio más barato, si no por el mejor, este proceder a la larga será más rentable y provechoso.